Adolfo demostró que la boleta única ya existe a nivel nacional

 El senador mostró la que el Gobierno ya usó en embajadas y cárceles para las internas del 14 de agosto pasado.
El senador Adolfo Rodríguez Saá pidió ayer en la Cámara alta nacional el tratamiento sobre tablas de su proyecto de boleta única, junto a otros de legisladores de la oposición, reclamó que sea aplicada en la elección general del 23 de octubre y demostró una gran contradicción del gobierno nacional, que rechaza el sistema pero ya lo implementa para que voten los argentinos en el exterior y los presos en las cárceles del país.
El titular del bloque Peronismo Federal hizo el reclamo al comenzar la sesión del Senado, pero la bancada kirchnerista lo desechó, y el pedido no logró los dos tercios de los votos necesarios para ser tratado sin dictamen de comisión.
Rodríguez Saá puso en evidencia el doble discurso de la presidenta Cristina Kirchner y sus funcionarios, que rechazan la boleta única a nivel nacional. Aseguró que en realidad el sistema “existe”.
Desde su banca, Adolfo mostró la página de un informe de la Cámara Nacional Electoral que recibió la apoderada nacional de Compromiso Federal, Natalia Flores Lordet, “donde se muestra la boleta única de los votos a presidente de la Nación” usada en los comicios internos del 14 de agosto. “Con esta boleta única se votó en todas las mesas de las embajadas argentinas en el mundo y en la cárceles del país”, destacó el senador, y cuestionó las razones del oficialismo para rechazar el sistema, que en su cuenta de Twitter calificó de “lamentables argumentos”. Advirtió que “son todos pretextos. Hay un clamor en la Argentina que pide transparencia en la elección”.
Rodríguez Saá reclamó al Gobierno, ya que no quiere impulsar la boleta única, que garantice la limpieza de los procesos electorales. Habló de la “enorme sospecha” surgida en las elecciones primarias y denunció: “En 4.800 mesas de la provincia de Buenos Aires no hubieron boletas de nuestra fuerza —Compromiso Federal—; tampoco en Neuquén”. Y consideró que cualquiera de los cuatro proyectos que ya están en el Senado “están aptos para corregir estos errores”.
Además del suyo, hay en la Cámara alta otros tres similares: los de Samuel Cabanchik (Probafe), María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica), y el de los cordobeses Luis Juez y Norma Morandini (Frente Cívico).Adolfo destacó que en el país hay dos modelos vigentes de boleta única, los de Córdoba y Santa Fe. El propio Juez adhirió a las ideas de Rodríguez Saá, recordó el proceso electoral de 2007 en Córdoba, en el que denunció que “le habían robado” las elecciones (fue candidato a gobernador y perdió por pocos votos con el peronista Juan Schiaretti), y la comparó con el último comicio en su provincia, con boleta única. “Es una experiencia enriquecedora, es un salto absoluto de calidad”, dijo. Sin embargo reconoció: “El sistema santafesino es mucho mejor que el cordobés”.
El socialista Rubén Giustiniani aseguró que la prueba en Santa Fe “fue exitoso”. Estenssoro lamentó que el debate haya sido “bloqueado” en el Parlamento y dijo: “Si hay voluntad política, los tiempos van a ser suficientes”. La peronista de Salta Sonia Escudero lamentó que el país tenga aún “un sistema electoral anacrónico” junto a Uruguay, los únicos en América del Sur.
El titular de la bancada del radicalismo, Ernesto Sanz ratificó el apoyo de su bloque al reafirmar la “defensa de la boleta única”.
Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque "K", al rechazar el tratamiento sólo dijo que “no estaba en el orden del día” y pidió cumplir el reglamento de la Cámara.

Fundación Fisal
Parlamento del Mercosur
Contactate conmigo